Carta abierta al Sr. Benlloch

romuResulta muy complicado gestionar un club de primera división desde un municipio que no es capital de provincia, el señor Benlloch – que es alcalde de Villareal- debe entender esta cuestión, pues su municipio también goza con el éxito de su club de primera división, y debiera ser solidario con los pequeños municipios que tienen el orgullo de tener un club en división de honor.
Estoy seguro de que sus palabras no las suscribe la portavoz del PSPV en el Ayuntamiento de Peñíscola, convencido estoy de que ella se congratula con el apoyo de la Diputación hacia los clubes de la provincia en división de honor.

Puedo entender que el señor Benlloch, como Diputado, aproveche cualquier resorte para hacer crítica de la gestión de la Diputación por ser de otro color político, pero no entiendo su postura cuando cae en la tentación de criticar a otro ayuntamiento donde ya tienen una portavoz, por favor, deje esas cuestiones a la portavoz del PSPV en Peñíscola.

Me he sentido orgulloso cuando los clubes de mi provincia nos representan al más alto nivel, orgulloso de las instituciones que han brindado su apoyo a estos clubes, orgulloso con el Villareal al más alto nivel, en su momento con el Playas de Castellón, con nuestros atletas olímpicos, con las becas que nuestro pequeño ayuntamiento ha ofrecido a sus deportistas de élite, y ahora, más si cabe, siento orgullo porque un club de nuestro municipio se encuentra en los más alto.

Jamás hemos cuestionado los convenios singulares de la Diputación con otros municipios, éste es el primer convenio singular con el Ayuntamiento de Peñíscola, por cierto. Villareal ha tenido sus convenios singulares, el último la restauración del Molí con tres anualidades de 60.000€. Nunca hemos criticado esta inversión provincial en su municipio. Si quiere criticar la inversión en el Castillo del Papa Luna, debo recordarle que éste es de titularidad del estado, quien tiene delegada su gestión en la Diputación Provincial, no en el Ayuntamiento de Peñíscola.

En relación a las vicisitudes de la licencia de actividades del polideportivo, no dude de que como ustedes en su municipio, nosotros en el nuestro velamos y velaremos por el cumplimiento de la legalidad vigente.

Quiero felicitar al Presidente de la Diputación por su sensibilidad y su solidaridad en apoyo del deporte en municipios con pocas instalaciones deportivas, pues el deporte afortunadamente no es algo exclusivo de las grandes urbes. Desde aquí lamento las declaraciones del señor Benlloch contra el deporte en los pequeños municipios, usted señor Benlloch, como alcalde de un municipio que sin ser capital de provincia tiene un club en lo más alto, lleva la bandera equivocada. Usted debería ser el abanderado en defensa de las gestas deportivas importantes en los pequeños municipios. Le exijo que reconsidere su postura y rectifique públicamente.

Romualdo Forner Simó: Portavoz del equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Peñíscola